Publicidad antigua vs Publicidad digital

Podríamos decir que la publicidad en general se adapta al medio, a la sociedad y a las tendencias de la época. La publicidad antigua tenía como prioridad vender el producto, comunicar principalmente las características de éste y lo importante que podías llegar a ser si lo consumías. De este modo, la publicidad antigua se adaptaba al enfoque de la sociedad y al diario vivir de las personas.

Otro punto a tener en cuenta es que las marcas tenían el control: ellas decidían lo que querían comunicar, o lo que el consumidor tenía que ver. Por ello, éste creía todo lo que se transmitía por la vía de la publicidad: consumir tal producto puede hacerte sentir “Más hombre”, o comprar tal producto puede hacerte mejor esposa.

Hoy en día, debido a la globalización, se han creado nuevas tendencias que han posibilitado que el pensamiento general de la sociedad haya cambiado. La comunicación ya no es la misma y es un hecho que las publicidades antiguas tendrían problemas para poder ser publicadas en la actualidad, ya que tendrían críticas negativas e incluso hasta procesos judiciales.

Según César García en su libro Bob el consumidor: “Todos tenemos algo mejor que hacer que ver publicidad” (año: 2006-2007 p.49). Ahora el consumidor es quien decide y, por tanto, ha comenzado a rechazarla y a categorizarla. El enfoque principal de la publicidad actual es crear experiencia y vender emociones: llegar hasta donde se encuentra el usuario utilizando diferentes medios (AtL, BTL, digital y tradicional). Se busca así tener una conexión especial con el consumidor final y que este quede satisfecho. El nuevo consumidor que nos describe García busca emociones a gran velocidad para poder consumirlas, “la cultura del entretenimiento en la que vivimos −nos dice el autor− utiliza las emociones como materia prima” (año: 2006-2007 p. 19).

Una de las diferencias que el autor establece entre la llamada “vieja publicidad” y la “nueva publicidad”; es que antes el espectador “veía” una marca, y ahora la única manera eficaz de ponerle en contacto con ella es que la “viva”.

Para que el consumidor se acerque a las marcas, deberíamos colocarnos en su ocio, y hoy en día el ocio está en otra pantalla que ya no es la de la televisión, sino la del ordenador personal, en donde se crea una interacción directa con el usuario.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s